Terapia de pareja

Terapia de pareja - Jorge Barraca

La Terapia de pareja es una intervención psicológica orientada a ayudar a las parejas en conflicto, o que pasan una crisis, a resolver sus diferencias y lograr recuperar una convivencia feliz. En algunos casos, gracias a esta terapia, los miembros de la pareja pueden tener más datos y contar con una información más contrastada para tomar decisiones respecto a su futura convivencia. El psicólogo, manteniendo una actitud equitativa, procurará que la pareja adquiera habilidades para comunicarse mejor, respetarse y apoyarse ante los problemas que han surgido y que pueden surgir en el futuro.

Todas las parejas tienen que afrontar situaciones que pueden generar conflictos (distribución de tareas domésticas, reacciones emocionales intensas de uno de los miembros, caracteres y gustos distintos, gestión del dinero, contactos con la familia de origen, sexualidad, normas educativas de los hijos, actividades conjuntas, vacaciones, relaciones con amistades, etc.) y, por esto, es normal que haya discusiones. Sin embargo, cómo se resuelvan y si acaban creando un problema grave o no depende de cada pareja. La terapia de pareja implica seguir un método y ofrecer unas estrategias para que todas esas situaciones no representen algo que enfrente a los miembros, sino que se perciban como problemas comunes para la pareja, en el sentido de que sean ellos dos unidos y coaligados quienes se enfrenten a esa dificultad y la resuelvan.

Terapia de pareja en Madrid

El Dr. Barraca es especialista en terapia de pareja y posee una amplia experiencia en la ayuda para este tipo de conflictos. Su enfoque de intervención es la Terapia Integral de Pareja (Integrative Behavioral Couple Therapy: IBCT), un modelo validado empíricamente y que, según multitud de estudios, es el camino más eficaz desde el punto de vista científico para favorecer la recuperación de la pareja y promover una convivencia más feliz. Este tipo de intervención se ha revelado especialmente útil ante problemas muy dolorosos como infidelidades, rupturas, pérdidas de respeto, conflictos graves con la familia de la pareja, etc.

Si tiene dificultades en su relación de pareja y desea intentar solucionarlas con una terapia puede llamar al teléfono 606831983.
El coste por sesión (de una hora, aproximadamente) es de 75 Euros.

El Doctor de las parejas

Entrevista para el Instituto de Ciencia y Terapia Conductual-Contextual (marzo 2017)

Durante más de veinte años Jorge Barraca se ha dedicado a analizar y tratar los problemas que surgen en las relaciones de pareja

El psicólogo Jorge Barraca es un especialista en conflictos matrimoniales. Por su consulta de Madrid han pasado decenas de parejas en situaciones críticas para buscar una ayuda práctica que, en muchos casos, ha posibilitado mejorar convivencias difíciles. De este modo, ha evitado dolorosas separaciones o la continuidad de relaciones tóxicas para uno o los dos miembros. Pero su labor no ha consistido únicamente en tratar parejas y ayudarles a superar sus problemas: también es un investigador en las bases de este tipo de conflictos, y ha publicado varios libros y artículos científicos sobre este tema. En esta entrevista que nos concede al Instituto de Ciencia y Terapia Conductual-Contextual nos acerca a su trabajo actual, especialmente en el ámbito asistencial.

ICTCC: Antes de empezar, Dr. Barraca ¿podría comentarnos qué formación posee y cómo le ha permitido especializarse en los problemas de pareja?

JB: Primero me formé como psicólogo especialista en psicología clínica, orientando ya mis estudios de licenciatura y máster en este sentido. Pero fue durante mi doctorado cuando más decididamente me interesé por trabajar de forma especializada en las dificultades que surgen en las relaciones familiares y completé estudios de posgrado en Estados Unidos, tanto en la Fordham University de Nueva York como en el Boston College, siempre dentro de sus departamentos de Psicología de Pareja y Familia. Al regresar a España, en 1994, comencé a ver y tratar familias y parejas. Posteriormente, he realizado cursos y talleres de formación complementaria, pues nuestro deber profesional es estar actualizados y no dejar de aprender.

.ICTCC: ¿Cuál es su modelo de intervención en los conflictos de pareja? ¿Cómo se desarrolló?

JB: Empecé mi práctica en terapia de pareja en el modelo cognitivo-conductual, ya que mi formación básica se desarrolló dentro de este enfoque. Sin embargo, con el andar del tiempo, leyendo, investigando, asistiendo a congresos, hablando con otros profesionales o viendo su forma de trabajar y reflexionando sobre la mía propia y mis pacientes, pensé que tenía que ampliar o mejorar esta intervención aunque, en cualquier caso, era muy efectiva para bastantes parejas, pues ayudaba a mejorar la comunicación mutua, así como la capacidad de negociación y el clima que envuelve a la relación.

Más que elaborar un nuevo modelo, lo que resultaría demasiado pretencioso, puede decirse que descubrí la denominada Terapia Integral de Pareja (“Integrative Couple Therapy”), que comenzó a desarrollarse en Estados Unidos a finales de los años noventa de la mano de Neil Jacobson y Andrew Christensen, con quien mantuve contacto. Este modelo es en realidad una evolución ‒cualitativa, podríamos decir‒ de la intervención de pareja conductual, si bien nadie que viese una terapia de este tipo la asociaría con el conductismo, pues sus métodos y forma de trabajo distan por completo de un intercambio formalizado de reforzadores, ensayos conductuales, reglas de comportamiento o ejercicios estandarizados. Lo cierto es que se trata de un enfoque muy flexible, por completo orientado a lo vivencial, donde los sentimientos mutuos conforman el material de trabajo para la labor terapéutica. A día de hoy, tras varios ensayos clínicos e investigaciones con cientos de parejas, este modelo es el que cuenta con mayor aval experimental respecto a su eficacia a largo plazo. Además, se ha entroncado en la vigorosa corriente de las Terapias Contextuales.

ICTCC: ¿Cómo enfoca el tratamiento de una pareja en conflicto? ¿Se trabaja en equipo o individualmente?

JB: Aunque es posible un acercamiento co-terapéutico, con dos psicólogos a la vez, en mi manera de trabajar el formato más habitual es el de un único terapeuta con una pareja. Al principio hay sesiones con los dos miembros juntos, pero también algunas individuales con cada uno de ellos, en especial en la fase de evaluación. Luego, casi todo el resto de la terapia se hace estando presentes ambos cónyuges. Por supuesto, esto no quiere decir que no se mantenga contacto con otros psicólogos que individualmente pueden tratar a cualquiera de los miembros de la pareja. Es más, en estos casos es especialmente importante la comunicación y colaboración interprofesional.

ICTC: ¿Es una terapia solo para personas casadas?

JB: No, en absoluto. La terapia se lleva a cabo con personas que estén en una relación comprometida, sean casados o no. También hago con frecuencia terapia con parejas del mismo sexo. La clave es que sientan que forman una pareja, que estén en una relación con compromiso y exclusividad.

ICTCC: ¿Qué aspectos son fundamentales para que un tratamiento de pareja resulte exitoso?

JB: En primer lugar, hay que tener presente cuánto tiempo lleva la pareja en conflicto y qué han intentado hacer para solucionarlo. El grado de implicación y el deseo de esforzarse y apostar por la relación es crucial para ese éxito. El proceso de la terapia de pareja suele resultar bastante doloroso en su inicio, pues es normal que surjan continuos reproches y se arrastre una larga lista de agravios que quieren esgrimirse ante el terapeuta. No obstante, esto es más común en la primera fase. Si posteriormente se alcanza una actitud constructiva y práctica, y se comienza a entender el papel que cada uno puede haber jugado en la perpetuación del conflicto, se empiezan a obtener frutos positivos de la terapia.

Desde el modelo de la Terapia Integral de Pareja se considera fundamental que cada miembro se esfuerce por entender que los intentos de forzar al otro a cambiar unilateralmente suelen conducir a mayor bloqueo y frustración; mientras que, en cambio, resulta más productivo adquirir una actitud de aceptación de la forma de ser de la pareja. Por supuesto, no se trata de resignación o aceptar cualquier cosa que haga o diga el otro; antes al contrario, se trata de que la pareja tenga en cuenta sus diferencias para mejorar su comprensión e intimidad y, a veces, desde esa nueva posición, facilitar los cambios, pero estos se adoptan por propia iniciativa. Esta búsqueda del equilibrio entre cambio y aceptación se procura en la Terapia Integral de Pareja por medio de varias técnicas, como la unión empática, la separación unificada o la tolerancia, que se aplican a las vivencias y experiencias de la pareja en el día a día. Cuando estos procedimientos se suceden durante algunos meses y las parejas son capaces de llevarlos a su convivencia diaria entonces mejora la satisfacción con la relación y la terapia puede considerarse completada con éxito.

ICTCC: ¿Es difícil para las parejas venir a terapia? ¿Son reticentes a buscar esa ayuda?

JB: Hay algunos temas o conflictos que suelen asociarse al inicio de una terapia de pareja y que sí animan a buscar ayuda. Algunos muy característicos son el descubrimiento de una infidelidad, las malas relaciones con la familia de origen, las desavenencias por el cuidado de los hijos o su educación (en especial, cuando estos son pequeños), las discusiones por la implicación de cada uno en la relación, su organización doméstica, los periodos de distanciamiento entre los dos miembros, largas etapas de trabajo desgastante que afectan a la relación o algunos sucesos menos comunes como la aparición de enfermedades crónicas, mudanzas, el enganche a determinadas sustancias, la depresión, etc.

En cualquier caso, sí que es más corriente que sea la mujer ‒o aquel de los dos que adopte un rol de cuidador de la relación‒ quien muestre más empeño o implicación en buscar ayuda especializada. Algunas parejas tardan en pedir consejo porque creen que es mejor tratar de resolverlo por sí mismos. En estos casos, es conveniente que el psicólogo explique que ‒de cualquier forma‒ nadie más que ellos puede arreglar la situación y que escuchar los consejos u orientaciones de un experto no les evita a ellos trabajo, pero les ahorra muchos esfuerzos inútiles. Se trata de contar con una opinión, un punto de vista, que pueden aprovechar o no libremente.

ICTCC: ¿Se dedica también a la formación a otros profesionales?

JB: Sí, claro que sí. En particular en los últimos años ha ido surgiendo cada vez más interés por la actualización en los modelos de intervención en pareja. La sociedad y, en consecuencia, las relaciones de pareja han cambiado enormemente en las últimas décadas y cada vez hay más psicólogos conscientes de ello. A lo largo del año imparto seminarios prácticos en distintas ciudades de España y de Latinoamérica, como el que voy a tener próximamente con ustedes También voy a congresos donde trato de divulgar mis investigaciones sobre la eficacia de la Terapia Integral de Pareja. He publicado algunos artículos para profesionales que son una introducción a esta terapia, así como un manual de tratamiento. Además, en mi consulta de Madrid llevo a cabo supervisión profesional para aquellos psicólogos de pareja que desean orientación o consejo con sus propios casos.

ICTCC: ¿En la actualidad cualquier pareja que está viviendo una situación conflictiva puede llamarle y ser atendida en su consulta?

JB: Sí, por supuesto. No puedo garantizarles, por mi agenda, comenzar inmediatamente un tratamiento, pero entiendo que cuando se da el paso de solicitar la ayuda esta no se puede demorar más allá de unos días o unas pocas semanas, al menos para tener un primer contacto orientador y comprobar la utilidad que puede tener para ellos la terapia de pareja. Por eso procuro entrar en contacto con la pareja cuanto antes.

ICTCC: ¿Dónde se puede encontrar más información al respecto de su tratamiento o más en general sobre la Terapia Integral de Pareja?

JB: Creo que el camino más sencillo puede ser en a través de mi web: www.jorgebarraca.com

ICTCC: Gracias de nuevo por concedernos esta entrevista, Dr. Barraca

JB: Ha sido un placer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR