Insomnio

Aunque muchas personas manifiestan problemas para quedarse dormidas, en rigor sólo se debe hablar de insomnio cuando durante todo un mes persiste la dificultad para iniciar o mantener el sueño, o bien cuando se tiene la sensación de no haber gozado de un sueño reparador en todo ese tiempo. Además, esta situación tiene que tener repercusiones sobre la actividad laboral, sobre la vida social o sobre otras esferas de la actividad del sujeto.

Por supuesto, la dificultad para dormir o mantener el sueño por la noche no tiene que deberse a una enfermedad médica o dolores, y no es consecuencia de la toma de estimulantes (café, té, tabaco, refrescos, bebidas activadoras, etc.).

Lo más habitual es que las personas que sufren insomnio tengan una combinación de dificultades para dormir y despertares frecuentes durante la noche. Es menos característico, en cambio, que se quejen sólo de tener un sueño muy ligero, poco reparador y de que se levantan cansados.

En los periodos de la noche en que el sujeto está desvelado suele aumentar el nivel de alerta fisiológica y psicológica: la persona está tensa, con pensamientos negativos y preocupación por la falta de descanso. Esta situación habitualmente provoca un círculo vicioso: cuanto más intenta dormirse, más frustrado y molesto se encuentra, y, en consecuencia, menos duerme, lo que vuelve a incrementar su tensión.

Debido a este proceso, la cama y el momento de acostarse acaban convirtiéndose en un suplicio y la persona los asocia con sentimientos de frustración y malestar intenso. Por eso mismo, el individuo se duerme con más facilidad cuando no lo intenta (mientras ve la televisión, hojea el periódico, descansa un rato del trabajo, etc.).

Si el insomnio se cronifica

Cuando el insomnio se cronifica lleva a una disminución de la sensación de bienestar durante el día, y la persona menciona que está desmotivado o deprimido, que no es capaz de mantener la atención, que pierde memoria, que es incapaz de concentrarse o que no tiene energía.

Si sufre este problema y necesita un tratamiento psicológico eficaz puede llamar al teléfono 606 83 19 83
El coste por sesión (de una hora, aproximadamente) es de 75 Euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR